¿Cómo mejorar la autonomía del paciente con dificultades para andar?

ABR 2021 Tu farmacéutico informa Vídeo

Descripción vídeo

Videoconsejo sanitario sobre cómo mejorar la autonomía del paciente con dificultades para andar y de movilidad. Videoconsejo impartido por la farmacéutica Fernanda Pérez-Zaballos, vocal de Ortopedia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Badajoz, producido por Medicina TV, y con la colaboración de Bidafarma-Salud en Casa.

La movilidad de un paciente, el poder andar y desplazarse con seguridad es un factor clave dentro de la autonomía de las personas. Y en el videoconsejo de hoy vamos a dar una pincelada sobre el amplio abanico de productos que hay y que ayudan a la movilidad de las personas dependientes.

En primer lugar, es importante conocer el grado de movilidad que presenta el paciente si tiene o no limitaciones, si su movilidad está limitada ligeramente o si apenas tiene movilidad.

De esta forma, podemos englobar los distintos tipos de ayuda para desplazarse en 4 grandes grupos:

o Los bastones y muletas con un solo brazo
o Los andadores manejados con dos brazos,
o Las sillas de ruedas
o Y los scooter o sillas de ruedas eléctricas.

En relación con las muletas y los bastones hay que destacar que suponen un apoyo complementario del cuerpo que proporcionan equilibrio y sensación de estabilidad a la hora de andar.

A la hora de elegir entre uno y otro va a depender mucho de la situación de cada paciente; si bien es cierto y hay que tener en cuenta que el uso prolongado de la muleta puede ocasionar dolor en manos, muñecas y codo.

El empleo de bastones en una de las ayudas técnicas más utilizadas para facilitar la autonomía a la hora de caminar y se emplea también para descargar o aligerar el trabajo que realiza una articulación dañada o dolorida. Llevando en este caso el bastón en la pierna contraria.

Es importante hacer un buen uso del bastón y adaptar su altura a la persona que lo utilizará. Que por lo general la empuñadura debe quedar ligeramente por debajo de la cadera.

Actualmente, el bastón se ha convertido en un complemento más en el día a día de las personas mayores y existe una gran variedad en el diseño moderno y actual de bastones, e incluso plegables.

El segundo grupo de ayudas a la hora de caminar serían los andadores que proporcionan una amplia base de apoyo y requieren del uso de un mínimo de fuerza en los dos brazos, ya que se necesita empujar el andador mientras se desplaza y, en ocasiones, levantarlo para sortear pequeños obstáculos.

En los andadores, al igual que en los bastones es fundamental adaptarlos y regularlos a la altura de la persona mayor que irá a utilizarlo.

Y por último, las sillas de ruedas y los scooters o sillas de ruedas eléctricas. Aquí es importante destacar que la elección de una silla de ruedas es individual y que debe realizarse en función de diversos aspectos para lograr cumplir con el objetivo y la finalidad de su uso.

Aspectos a tener en cuenta como son las características corporales del individuo, las condiciones físicas para una correcta autopropulsión, el espacio y el entorno en el que se va a mover —si va a ser en interior o exterior—, sus sistemas de seguridad y su comodidad entre otros.

Pero como siempre resaltamos, la gama de soluciones es muy amplia y es aconsejable acudir a los expertos para que nos asesoren sobre los diferentes productos disponibles y sobre todo, para valorar el que mejor se adapta en función de las necesidades individuales de cada paciente.

Recuerda, pregunta siempre a tu farmacéutico de confianza, experto en Ortopedia. Te aconsejaremos y resolveremos cualquier duda que tengas.

Accede a este enlace a más videoconsejos #TuFarmacéuticoInforma en nuestro canal YouTube.