Proyecto Europeo de Problemas de Suministro

Los problemas de suministro de medicamentos constituye un problema global y creciente que repercute negativamente sobre los ciudadanos, los sistemas sanitarios y los agentes de la cadena de distribución. Problema que, además, se ha agudizado durante la pandemia y ha sido uno de los detonantes para que la Comisión Europea desarrolle de manera urgente una Estrategia Farmacéutica Europea. En este contexto, se hace necesaria la cooperación internacional a fin de mitigar el impacto de este problema con causas complejas y multifactoriales.Leer más

La farmacia una vez más puede ser parte de la solución para reducir la incidencia de esta falta de disponibilidad de medicamentos, a través de sus sistemas de detección de problemas de suministro. Herramientas dirigidas a proporcionar una imagen real de la disponibilidad del medicamento para el paciente, y que permiten anticipar posibles problemas de suministro.

Antecedentes

En noviembre de 2018, durante la celebración de la Jornada de Farmacia Latina, las delegaciones de Italia, Francia, Portugal y España abordaron la posibilidad de colaborar en un proyecto europeo para combatir los problemas de suministro. La propuesta presentada por el Consejo General de Colegios Farmacéuticos de España de crear un sistema paneuropeo, tomando CISMED como referencia, fue la opción más valorada y supuso el inicio de esta colaboración.

El Consejo General de Farmacéuticos ha liderado un proyecto financiado por la Comisión Europea, junto a organizaciones farmacéuticas nacionales de Italia, Francia y Portugal para el intercambio de información sobre problemas de suministro de medicamentos, y que cuenta con la colaboración de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Inicio el proyecto

Este proyecto comenzó en noviembre de 2019, y toma como referencia el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED), reconocido entre las Mejores Prácticas Innovadoras en la Unión Europea.

A lo largo de todo este tiempo el proyecto se ha llevado a cabo bajo la modalidad de Twinning – intercambio de información-, con el objetivo de explorar la posibilidad de crear un sistema de información que permita a las autoridades ofrecer una imagen fiable de los problemas de suministro a nivel supranacional.

Todo ello partiendo de los retos existentes tales como la falta de una identificación unívoca armonizada del medicamento en Europa, la falta de un protocolo común de notificación de faltas de suministro y las diferentes definiciones nacionales de problema de suministro de medicamentos.

Una vez finalizado el proyecto el pasado septiembre de 2021, se puede concluir  que del intercambio de datos entre los países se deriva información muy valiosa para las autoridades, con un potencial enorme para avanzar en la detección precoz de los problemas de suministro y facilitar una cooperación internacional efectiva para mitigar su impacto. Además, se permite visibilizar el valor de las farmacias y de la organización colegial ante este problema de salud pública.

Recomendaciones

El principal resultado de este proyecto son las Recomendaciones para un sistema de información eficaz sobre problemas de suministro a nivel europeo.

A fin de lograr un sistema europeo eficaz de información sobre los problemas de suministro:

  • Se necesitan sistemas nacionales de notificación por parte de las farmacias a fin de tener un conocimiento de la situación real de la disponibilidad de medicamentos para los pacientes. No hay otra forma mejor de tener un visión completa del problema de suministro.
  • Estos sistemas permitirían también tener capacidad de predicción y prever qué faltas de suministro pueden convertirse en un problema de suministro real, lo que es fundamental para mitigar su efecto.
  • Sería conveniente que estos sistemas incluyeran la funcionalidad de notificación automática por parte de las farmacias y en tiempo real a fin de asegurar el conocimiento oportuno y facilitar la adopción de medidas tempranas y eficaces.
  • Estos sistemas deberían incorporar un estándar internacional de clasificación de términos clínicos, como SNOMED CT, a fin de intercambiar información comparable entre los países al menos a nivel de VMP (Virtual Medicinal Product) y poder realizar un análisis significativo basado en los datos intercambiados.
  • La cooperación internacional es fundamental para mitigar el impacto de los problemas de suministro, lo que se facilitaría mediante un intercambio regular basado en un protocolo común. En aras de este proyecto se acordó un intercambio regular sobre una base inicial mensual sobre faltas de suministros de duración igual a superior a 72 horas en una semana por parte de un número significativo de farmacias.

Para mejorar la capacidad de predicción y desarrollar un sistema integral, también sería conveniente incorporar otras fuentes de información, así como la integración de esta información en los sistemas de prescripción.

Análisis comparativo y conclusiones

Por otro lado y como parte de este proyecto, y con motivo de la pandemia, se consideró interesante realizar un análisis comparativo de los problemas de suministro entre los países participantes en el proyecto. Como principales conclusiones de este análisis cabe destacar lo siguiente:

A pesar del diferente grado de detalle de la información compartida por los distintos países participantes en el proyecto, un primer acercamiento a los datos mediante un análisis exploratorio descubre patrones comunes en los medicamentos con problemas de suministro y rasgos distintivos de cada país.

  • Así, en Noviembre de 2019 destacaban los problemas de suministro de medicamentos indicados para el Sistema Nervioso, el Sistema Cardiovascular y el Tracto Alimentario, y de aquellos medicamentos indicados para el padecimiento obstructivo de las vías respiratorias y medicamentos oftalmológicos.
  • Cuando se analizan los datos en Mayo de 2020, el efecto de la alerta sanitaria internacional por coronavirus deja traza sobre los medicamentos con problemas de suministro quedando muestra de las semejanzas y diferencias del impacto de la pandemia en cada país a este nivel.

Son los medicamentos empleados para el Sistema Nervioso los que mayor aumento en la incidencia de problemas de suministro han experimentado en todos los países, especialmente de analgésicos, antidepresivos y ansiolíticos en Portugal y España.

Sin embargo, los medicamentos indicados para el Sistema Respiratorio han mostrado diferente comportamiento según el país, motivado quizás por las diferentes actuaciones a nivel local durante el mes de Mayo. De esta manera, Portugal y España vuelven a coincidir con un descenso en los problemas de suministro de estos medicamentos mientras que en Italia y Francia aumentan. De igual forma ocurre en los problemas de suministro en medicamentos con hidroxicloroquina, que han sido empleados en el ámbito de la pandemia por la COVID-19 en alguna de las fases, registrando incidencias en el suministro en Italia y España y ausentes en Portugal y Francia en mayo de 2020.

Finalmente, en términos generales se puede hablar de que el número de reportes de faltas de suministro disminuye en todos los países, hecho posiblemente motivado por el cambio de comportamiento y de hábitos en los ciudadanos, así como las medidas adoptadas por las autoridades durante la pandemia.

Una vez finalizada la primera fase del proyecto europeo con la presentación de los resultados por parte del Consejo General de Farmacéuticos de España en la Cumbre Europea de Salud Digital, y habiéndose obtenido el interés de otros países y organizaciones europeas, se trabajará en una segunda fase donde se acometa la implantación técnica de un sistema europeo de intercambio de información sobre problemas de suministro sobre la base de este primer proyecto.

Digital Health Europe