La Comisión Europea ha presentado una serie de acciones necesarias para intensificar la lucha contra la pandemia. En una Comunicación la Comisión pide a los Estados miembros que aceleren el despliegue de la vacunación en toda la Unión Europea (UE): en marzo de 2021, al menos el 80 % de las personas mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sanitarios y de asistencia social de cada Estado miembro deberían estar vacunados. En verano de 2021, los Estados miembros deberían haber vacunado al menos al 70 % de la población adulta.

La Comisión también insta a los Estados miembros a que sigan aplicando el distanciamiento físico, limitando los contactos sociales, luchando contra la desinformación, coordinando las restricciones de viaje, intensificando las pruebas e incrementando el rastreo de contactos y la secuenciación del genoma, a fin de hacer frente al riesgo derivado de las nuevas variantes del virus. Dado que en las últimas semanas se ha observado una tendencia al alza en el número de casos, es preciso redoblar los esfuerzos para apoyar a los sistemas sanitarios y hacer frente a la “fatiga de la COVID” en los próximos meses, acelerando la vacunación en general, ayudando a los socios de los Balcanes Occidentales, de los países vecinos orientales y meridionales, y de África.

Acciones

La Comisión presenta acciones clave para los Estados miembros, la Comisión, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que contribuirán a reducir los riesgos y a controlar el virus. Así, entre en relación con el despliegue de la vacunación en toda la UE solicitan que en marzo de 2021, al menos el 80 % de las personas mayores de 80 años y el 80 % de los profesionales sanitarios y de asistencia social de cada Estado miembro deberían estar vacunados. Además en verano de 2021, los Estados miembros deberían haber vacunado al 70 % de la población adulta.

En relación con la necesidad de preservar el mercado único y la libre circulación al tiempo que se intensifican las medidas de mitigación cree que se deberían aplicar medidas para reducir aún más el riesgo de transmisión vinculado a los medios de transporte, como las medidas higiénicas y de distanciamiento en los vehículos y las estaciones terminales. Además, desaconseja todos los viajes no esenciales hasta que la situación epidemiológica haya mejorado considerablemente y propone mantener las restricciones de viaje proporcionadas, incluida la realización de pruebas a los viajeros procedentes de zonas con una mayor incidencia de variantes preocupantes.

Por último se apuesta por garantizar el liderazgo europeo y la solidaridad internacional. Así, a fin de permitir el acceso rápido a las vacunas, la Comisión creará un mecanismo del Equipo Europa a fin de estructurar el suministro de vacunas compartidas por los Estados miembros y los países socios. Esto debería permitir compartir con los países socios el acceso a algunas de las 2.300 millones de dosis garantizadas por la Estrategia de Vacunas de la UE, prestando especial atención a los Balcanes Occidentales, a los vecinos orientales y meridionales, y a África.